Los amigos vienen y van

 Últimamente paso más tiempo entre vagones que en mi casa y cuando ves las cosas desde la distancia, cuando el tren de la vida te lleva lejos de los tuyos, empiezas a ver las cosas con más perspectiva y madurez…

Siempre se dice “cuida a tus amigos”, “los novios vienen y van, pero los amigos permanecen” o “los amigos son la familia que elegimos”. Esto no es del todo cierto… A lo largo de mi vida, mis principales decepciones han sido en el ámbito amistoso. A lo mejor, mi problema es llevar a cabo esos “consejos”. A veces no estamos preparados para ver cómo aquellas personas se alejan y te preguntas ¿qué he hecho mal? ¿por qué me desplaza de esa manera?…

Dicen que “los amigos se cuentan con los dedos de una mano y sobran” y es cierto, con la edad te vas dando cuenta de que hay muy pocas personas que se entreguen 100% a una amistad verdadera y, que el resto de personas que pasan por tu vida, sirven para dar lecciones. Al fin y al cabo, quien quiere estar a tu lado, está y quien no, no.

Es cierto que en el momento que se produce la ruptura emocional y no hay un motivo, duele, duele mucho, pero esto te sirve para madurar y ver que nada es para siempre. A veces sobrevaloramos las amistades, te creas una expectativa, quieres a esa persona como a una hermana, le has regalado momentos únicos y, en cuanto algo falla, sientes un vacío en tu interior. A lo mejor esa persona no te consideraba tan importante como ella lo era para ti. 

Cuando haces todo lo posible por mantener esa amistad de cuando erais más pequeños, esas amistades que considerabas infinitas y con las que podías ser 100% tú, con las que has crecido… y de repente, cambia, y no por ti, sino por la otra persona, ya sea porque le ha sucedido algo y no puedes ayudarla porque no quiere ayuda, ya sea porque decide salir con otra gente y no te llama, porque le ha pasado algo ajeno en su vida y ha cambiado… 

Nos empeñamos en esa amistad, en lo que fue, y no nos damos cuenta de que esas personas ya no son aquellos amigos inseparables… A veces no valoras que hay otra gente que ha llegado a tu vida sigilosamente, sin avisar, y que están contigo en momentos de diversión, de locura, de tristeza… Por culpa de esa coraza que te creas por los que te han hecho daño, entregas un 50% a personas que a lo mejor se merecen un 100%…

Pero la vida es así, te hacen daño y pagas con quien no debes los platos rotos… Necesitas el doble, te vuelves más exigente y a veces pasas por alto personas maravillosas. ¿Es mejor quitarse esa coraza, aceptar lo que viene y fluir ante la vida? o… ¿es mejor seguir con esa coraza y entregar un 50% para que no te hagan más daño?

Resultado de imagen de amistad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

NOTA MENTAL

Ya han pasado dos meses y medio y sigo sin saber de ti, cada día me doy más cuenta de la realidad y aunque hay momentos en los que estoy perfectamente, no entiendo por qué a veces me acuerdo y sigo pensando que eres la misma de antes.

Tengo que afianzar mi pensamiento y por una vez asumir la realidad que tanto me cuesta, todo ha cambiado, ya fue, no volverás, hay mucha más gente en el mundo. La decepción está, pero no hay nada más que puedas hacer, ya en su día intentaste todo y no vino a ti.

Asume de una vez lo que pasa.

Ha empezado un nuevo año, tienes que ponerte nuevos objetivos, tienes que centrarte en gente positiva y no en personas que te hicieron tanto daño y sacan tus demonios.

¿Qué consigues acordandote siempre de lo mismo? Solo consigues  castigarte y hacerte daño. Perdonate de una vez por los fallos que hayas podido cometer, una relación es cosa de dos y las dos puede que os equivocarais en muchas cosas. Cada día me importas menos y llegará un momento en el que consiga soltar tu recuerdo y ser feliz. Mientras tanto recuerda quererte mucho y dejarte querer, perdonarte e intentar centrarte en otra gente. La vida son etapas, la gente cambia, todo cambia, nada permanece.

Reencuentros.

Ayer nos vimos después de un par de meses, una sensación de nostalgia y tristeza me invadió pero inmediatamente con tu indiferencia se convirtió en dolor.
Ese dolor que sientes cuando has perdido a alguien importante para ti, parece que se queda un vacío en tu corazón difícil de remediar, después de tus palabras y actitudes hirientes, aquí sigo recordando los buenos momentos que pasamos juntas, esos momentos que ya no volverán y pertenecen a un pasado poco reciente.
A veces sigo sin entender lo que nos sucedió, está claro que cambiamos y que ya no queda hueco para las que éramos, a pesar de todo lo bueno, las miradas, la complicidad, los momentos de risa, de confianza, de con solo un gesto saber lo que estábamos pensando…Todo eso quedó en el olvido, parece que nada de eso valió la pena, parece que nada de eso tuvo el suficiente valor para ti y poder rescatarnos del olvido.

Qué difíciles son los cambios, qué difícil nos resulta pensar que algún tiempo pasado ya no volverá, y más aún, que después de abrir mi corazón para recuperar lo que teníamos, no sirvió de nada, solo para exponerme más y terminar de hundirme con mis sentimientos a flor de piel. Y aún así a veces sigo esperando a que vuelvas, me intento convencer de que no quiero volver a ello, intento olvidar lo extraordinarias que éramos en un mundo de gente ordinaria y poco verdadera, intento pensar que eso fue real, aunque con tus actitudes lo que me da a entender es que nunca fuiste realmente sincera conmigo ni me tenias aquel precio que pensaba extraordinariamente especial… Hubieras luchado un poco no? Tan fácil ha sido olvidarte de mi?…

Parece que la conclusión a la que llegamos es que a lo mejor para mi si fuiste importante, te valoraba, te quería, sentía que éramos uña y carne y para tí solo fui una más con la que pasar el rato, contarme tus historias y una cosa temporal fácil de olvidar.

Con lo bien que estaba… y fue verte y volver a despertar todos esos sentimientos que creía guardados y enterrados… Imagino que dos meses no son suficientes para superar una “amistad” de siete años… Aunque por lo que veo tu hace mucho tiempo te olvidaste de mi.

 

Primero YO

Nueva etapa, nuevos momentos, gente que se transmita energía positiva, estar agusto contigo mismo y disfrutar de los bueno de la vida…

Atrás queda la nostalgia, el pasado, los malos sentimientos, los silencios incómodos, los te quiero deshonestos… Atrás quedas tú y lo que me hiciste sentir, tanto lo bueno como lo malo, aprendí la lección, nadie es para siempre.

La gente evoluciona, cambia…No puedes agarrarte a una persona que no te quiere a su lado… Por mucho que duela hay que dejar de pensar en los demás y pensar en ti, en tu bien, recuperar la dignidad… Atrás quedan las personas tóxicas que pretenden que cambies para que estés a su lado, atrás queda cuestionarte cómo eres y ser infeliz…

Hace poco tiempo empezó ese cambio y de verdad que soy mucho más feliz y te lograré olvidar, no lo dudes, porque primero estoy YO.

Hoy rescato este verso de la canción prometo de Pablo Alborán con la cual me siento identificada
Me voy a desprender de una vez,
de mis montañas de arena
De acantilados y de mis días pesados,
mis naufragios ya no valen la pena
Me voy a desprender de todo aquel que no nos mire de frente
De los poetas de palabra hueca,
del ruido que ahogue tu canción favorita de amor
Y respirar lo que nos quede
Arrancaré del calendario las despedidas grises
Los días más felices no han llegado.
Es tiempo de cambio, es tiempo de tener días felices y olvidar los días tristes, es tiempo de pensar en el presente y centrarnos en el futuro.
Un futuro en el que ya no quiero tener a personas que me hicieron daño, quiero conocer gente nueva, vivir nuevas experiencias, olvidarme de las historias que la vida puso su punto y final y seguir avanzando.
La vida gira y gira, las cosas cambian, quiero un 2018 positivo, lleno de trabajo, de verdad, de gente que merezca la pena y sobre todo dejarme querer y quererme, que bastante dura he sido conmigo misma y me he cuidado muy poco. Hay que quererse siempre por encima de todo y lo que no sea bueno para ti, por mucho que duela, es mejor dejarlo ir.

Lecciones de la vida

Chloe era una persona muy exigente y dura consigo misma, en su vida había pasado por episodios delicados en los cuales se volvió mucho más cruel consigo misma, llegó a dudar hasta de ella misma.

Tras mucho tiempo volvió a recuperar la confianza y fue otra gran decepción la que le llevó a realmente a ver lo que le pasaba, ella se castigaba, no avanzaba, se volvió insegura, dependiente de la aceptación de los demás, no se quería, todo eso por culpa de haberlo dado todo por alguien y sentirse desplazada, antes y ahora, sentía que no la querían porque la dejaron sin explicación. Tras esto ella pudo ver la verdad, ¿por qué esa persona que le hizo daño avanza y ella no? ¿por qué sigue arrastrando esa dureza consigo misma que no le deja avanzar? Creo que ha llegado el momento de soltar ese obstáculo, de reconciliarse con ella misma por no haberse perdonado en su día por lo que pasó, por cada lágrima, por no quererse. Dicen que la gente que pasa por tu vida y se va, es para darte una gran lección. Realmente lo vio claro y tras mucho sufrimiento pensó que realmente esto le había servido para de una vez por todas soltar eso, esa culpa, esa exigencia, y ser consigo misma por una vez buena y dejar de sufrir, dejar atrás los miedos, las culpas, las cargas que no le corresponden y dejarse querer que ya es hora ¿no?,

Quizás solo quizás

¿Por qué sigo pensando en ti? Pienso en tu recuerdo, pero ya no hay más de lo que fuimos, ahora somos dos personas diferentes, entonces, ¿por qué?.

¿Hubiera cambiado algo el hecho de que nos hubiéramos comportado de otra manera?, Puede ser, pero entonces ni tu serias tu, ni yo seria yo, somos la noche y el día, tu pasas de todo y a mi me gusta estar pendiente de la gente, en un tiempo fuimos uña y carne pero llega el momento de la verdad, en el que yo empiezo a ver cambios, me preocupo y tu como si nada, está claro que algo ha pasado, quizás nos hayamos fallado mutuamente, quizás teníamos unas expectativas que no supimos cumplir, quizás yo esperaba que nos siguiéramos apoyando la una a la otra y no sentirme yo como una psicóloga, quizás solo quizás la gente cambia y lo que necesitábamos la una de la otra no lo tuvimos, quizás en unos años todo esto quede en una anécdota y cada una siga su vida con nueva gente, nuevos retos… De lo que si estoy segura es que ya nada volverá a ser como antes, en su día me dolió, era dura conmigo pero realmente ella ¿qué ha hecho para mantenerte a su lado? ¿tengo que hacerlo todo yo? ¿por qué no dejas que también se preocupen por ti?.

En realidad, una persona que me ha llegado a hacer tanto daño no puede estar en mi vida, ni personal ni mentalmente, una persona que supo que te hacía daño, que supo lo que sentías y no fue capaz de reaccionar, una persona así no la quiero, quizás siempre fuiste así y no me di cuenta, quizás esta relación se mantuvo viva por mi, realmente nunca sabre el por qué hemos llegado a esta situación.

Lo que si se, es que en su día me sentí mal, así te lo expresé y seguiste igual, me dolió mucho ver ese cambio, me dolió, quizás no he sabido encajar este cambio pero tu conociéndome tampoco has dado la respuesta que esperaba, quizás se hubiera solucionado con un simple¡ hola que tal estas? pero no llegó, no llego eso ni otras cosas que esperaba de ti.

Quizás solo quizás necesitaba tenerte en lo más alto para darme cuenta de que nadie es imprescindible, que nadie es eterno y que estaba equivocada con la forma de enfocarme en los que realmente me importan, quizás solo quizás algún día te des cuenta de lo que te quise y lo que no has sabido valorar, quizás solo quizás te des cuenta pero ni tu serás tú ni yo seré yo, ya que, cuando te rompen el corazón, nada vuelve a ser igual. Quizás solo quizás valores que a pesar de mis formas, te fui sincera y me preocupe por ti, quizás solo quizás sepas valorar la gran amiga que fui, soy y seré, porque tendré mil defectos, pero esa es una de mis mayores virtudes.

NUEVO CAPÍTULO

Es hora es empezar una nueva etapa, es hora de asumir que un capítulo ya ha pasado y es hora de empezar otro, es hora de valorar y centrarte en las personas que están ahí, ahora, a lo mejor mañana ya no están, pero es hora de dejar de mirar el pasado, de recordar tiempos pasados y  vamos a centrarnos en el presente, en este nuevo ciclo que comienza y que presiento que va a ser muy bueno, siempre hay algo nuevo que aprender, nos quedan muchas experiencias por vivir, muchas alegrías, muchas tristezas, muchos retos… es hora de decir adiós, de verdad, es hora de pasar página,es hora de centrarte en las cosas positivas de la vida, de quererte, de priorizar a las personas que han creído en ti cuando tu dejaste de creer en ti mismo, de agradecer a la vida por tener la suerte de tener a tu familia y a tu pareja a tu lado, ¡ESPABILA, EMPIEZA A VER EL LADO POSITIVO DE LA VIDA!

Agradece a las personas que están, estuvieron o se irán, cada experiencia un aprendizaje, una lección que te hacen mejorar, una nueva ocasión para conocerte a ti mismo, aprender de tus errores y tus aciertos y superarte día a día, deja de ser tan dura contigo misma, perdónate por tus errores del pasado y empieza a quererte por tus virtudes, deja de culparte de todo y empieza a ver que una relación se rompe por cosa de dos, no solo de una, y que ya es hora de dejar todo eso atrás, ¿ella se lo pierde no?.
Estas entrando en una nueva etapa que no quieres cosas negativas, cosas que te hagan daño, quieres reírte, quererte y dejarte querer, ya es hora ¿verdad?, empieza a ver todo lo que has conseguido en la vida, empieza a valorar a las personas que están a tu lado y no se han ido, aprende a adaptarte y empieza a vivir tu vida, aprende a aceptar la realidad de la vida, nada fue como esperabas pero ¿y que? te diste un golpe de realidad y viste lo dura que es la vida, viste que todo cambia y nada es eterno, agradece esta nueva lección y aprende a que te sirva para madurar y ser mejor persona y reírte un poco más de la vida ¿no?, a veces los finales no son los que esperábamos pero seguro que son los mejores para ti, con el tiempo te iras dando cuenta de que el destino existe y las cosas pasan por algo, y si esa persona no tiene que estar ahí sería por algo. Deja de atribuirte responsabilidades que no te corresponden, deja de preocuparte por gente que en su día fue importante pero hoy en día es un desconocido que no quiso tu ayuda, abre los ojos, VIVE, DISFRUTA, VETE A HACER DEPORTE, ECHARTE UN BAILE, UNAS RISAS CON PERSONAS QUE TE HACEN SENTIR BIEN Y DEJA DE PREOCUPARTE POR GENTE TÓXICA QUE SOLO TE HACE SENTIR MAL Y NO SE HAN PREOCUPADO NI UN ÁPICE POR TI, NI QUE FUERA TAN MALA, DÉJALA IR.
No todo el mundo es como tú, no a todo el mundo le gusta la sinceridad ni intentar aceptar al otro a pesar de sus defectos, hay  mucha gente que es interesada y si no le aportas te aparta, y hay que aceptarlo, vivimos en una sociedad que se mueve por el interés y nos encontramos muy poca gente de verdad, no seas como ellos pero aprende a darte cuenta de quien te conviene y quien no. Quédate con que tu fuiste de verdad, hiciste lo que sentiste, de la mejor manera que pudiste y si esa persona no fue capaz de ver la verdad y sinceridad de tus palabras, no dedicó ni un segundo a hablar contigo, acéptalo y pasa página, deja atrás el recuerdo que tienes de esa gran amistad y quédate con este último año de indiferencia, de cinismo, de energía negativa y pasa página, déjalo atrás de verdad, se que los cambios no son fáciles pero ya es hora de dar el cambio de verdad, es lo mejor para ti, quiérete y déjate querer, deja atrás tanto odio y amargura.

EMPIEZA UN NUEVO CAPÍTULO SIN TI.

 

 

Hipocresía

Por qué la gente lo complica todo tantísimo? Por qué realmente no lucha por lo que quiere? Es tan fácil reemplazarnos unos a otros? Me parece increíble esa facilidad de cambiar de aires que tiene la gente, como si todo lo que hemos vivido no hubiese valido de nada, tan difícil es ser sincero y aclarar las cosas? Parece que hay gente a la que no le gustan las cosas claras, parece que hay gente que prefiere falsas buenas palabras que a lo mejor palabras un poco menos bonitas pero sinceras, es real esa hipocresía en la que vivimos hoy en día, parece que no nos puede importar nada, parece que tenemos que pasar de todo, echarnos cuatro risas y ya está, realmente nos conformamos con falsos amigos que amigos buenos a los que les gusta hablar de sus sentimientos, sus prioridades, sus fallos, sus aciertos… Parece que están cometiendo un error al expresar lo que sientes, al preocuparte por alguien, parece que haciendo eso solo buscas problemas cuando en realidad lo único que quieres es ser sincera y aclarar las cosas.

Realmente me he dado cuenta de que la sociedad en la que vivimos es un asco,  no hay nadie verdadero, si realmente no le aportas, te aparta o viceversa, ¿qué fue de los amigos para toda la vida? ¿es realmente un mito? La vida es cuestión de prioridades, a lo mejor para mi tu eres mi prioridad pero yo para ti no, y ahí está la clave de la cuestión, ¿merece la pena entregarte 100%? Llevo muchos post escribiendo sobre la amistad, la madurez, como las cosas cambian, la aceptación y la evolución, pero como veis hoy en día sigo aprendiendo lecciones, poco a poco te vas dando cuenta de más cosas. Realmente eres amigo de alguien pero esa persona puede que no sea amiga tuya, por eso me he dado cuenta de que los amigos de verdad no existen, para mi eran una prioridad pero veo que estaba equivocada, no pasa nada, la vida continúa, se cambia de prioridades, pero aún sabiendo eso te queda la rabia de ver que esa persona que para ti era pilar fundamental te ha fallado y ni si quiera ha intentado arreglarlo. A la hora de verdad solo te tienes a ti, es duro pero es así.

NOTA MENTAL: La vida son dos días, deja de preocuparte por los demás, deja de sufrir por personas que no te consideran importantes, empieza a establecer una prioridades claras en tu vida, que te hagan feliz, y deja de priorizar a gente que solo te hace daño deliberadamente, libérate de esa mierda, dedícate tiempo a ti, a cuidarte a ti, y deja de estar pendiente de los demás. No seas hipócrita, pero en el momento que veas la amistad como una cosa secundaria, ya no te va a importar tanto si te fallan o no, si no esperas nada de nadie, nadie te va a hacer sentir mal, ¿parece que así son las reglas del juego no?

Aprendiendo a vivir

Con los años he ido aprendiendo cosas de la vida que no nos dicen de pequeños, somos el resultado de nuestras experiencias, nuestras alegrías, tristezas, enfados…

Con el tiempo te vas dando cuenta de que la gente cambia, nada es eterno, quizás hoy me quieres mucho y mañana somos desconocidos, puede sonar duro pero así es, las relaciones se rompen, surgen otras, pasa por tu vida gente que puede que venga a quedarse o puede que estén de paso, a lo mejor hoy puedes disfrutar de una comida con tu familia y a lo mejor mañana ya no estáis todos.

La vida te da y te quita, es un constante de ilusiones y desilusiones, de alegrías y decepciones, de risas y llantos… Lo único que te quedan son los recuerdos y el aprendizaje, un aprendizaje que hace que día a día te hagas fuerte pero a la vez más tuyo..

¿Dónde quedan los tiempos en los que estábamos con los amigos del cole y solo nos preocupábamos de salir a jugar¿, ¿Dónde están esos tiempos donde todo era inocencia?…

Hacerse mayor es una jodida mierda pero la vida es así y lo que tenemos que hacer es intentar sacar todo lo bueno de las cosas, quedarnos con lo malo solo te va a llevar a un callejón sin salida. Hay muchísimas cosas malas sí, pero ¿y cuántas cosas buenas hay? ¿cuántos momentos has vivido y quedarán en tu memoria para siempre? ¿cuantas veces se te ha llenado el pecho de ilusión, de amor, de buenos sentimientos por acontecimientos únicos en tu vida?. Si no sufrimos no apreciamos la alegría, si no nos dejamos llevar no podemos decir que hemos vivido. Por todo esto, hay que dejar atrás lo malo y quedarse con lo bueno, porque siempre vas a encontrarse con nuevos  acontecimientos que pueden que te gusten o que no, pero SIEMPRE SIEMPRE HAY QUE QUEDARSE CON LO BUENO Y APRENDER DE LO MALO. ESO ES LO ÚNICO QUE TIENES QUE RECORDAR PARA SER FELIZ.